¡No dejéis de tener vuestras citas de novios!

Queridos papá y mamá, hace ya mucho tiempo decidisteis compartir vuestra

vida juntos y habéis surcado muchos caminos en la mejor compañía, habéis hecho planes de futuro, los habéis ajustado a vuestras necesidades y sobre todo habéis dejado de lado vuestra parte egoísta para centraros en el maravilloso universo de ser padres.

Pero… nadie dijo que fuese fácil, rutina tras rutina, salir por la mañana pitando para dejarme en el cole, venir a buscarme para continuar con nuestras tareas de por la tarde, ir al parque, hacer deberes, jugar conmigo, enseñarme a jugar solo. Uno prepara  la cena mientras el otro me baña. Hacéis lo imposible por sacar el mayor tiempo para estar conmigo.

No me quiero olvidar de esas familias en la que uno de los dos miembros trabaja más horas y se siente culpable por no poder pasar más tiempo, mientras que sobre el otro recae todo el peso de las rutinas de la tarde.

Por todo esto y por todo el esfuerzo que ponéis en llevarlo a cabo, os imploro que saquéis tiempo para vosotros, si, si, tiempo para estar los dos juntos sin mí. No me va a pasar nada porque me quede una noche con los abuelos o con los tíos, y si esto no fuese posible podríais contratar una canguro para que se quedase conmigo unas horas.

Necesitáis salir juntos, del mismo modo que lo hacíais antes de tenerme a mí, ni muchísimo menos lo haréis con la misma frecuencia. Pero necesitáis dedicaros ese espacio y ese tiempo. Puede ser una vez al mes, pero nada ni nadie puede cancelar vuestras citas, un día será ir al cine, otro cenar solos o con amigos, o simplemente quedaros en casa viendo una peli con palomitas.

Esos pequeños maravillosos momentos son los que os conectan con lo que erais antes de ser padres, y esa sensación de libertad temporal es necesaria para seguir alimentando la llama de vuestro amor, que en consecuencia yo lo veré reflejado en vuestra forma de amaros.

No sois solo un padre y una madre, o dos padres o dos madres, sois una pareja donde cada miembro necesita ser cuidado y mimado, si, si, mimado porque no podéis olvidaros de las caricias, los besos y los abrazos. El hecho de que vuestra relación de pareja esté cuidada y alimentada, repercutirá directa e indirectamente en mí, ya que el hecho de que estéis más felices, y con momentos para vosotros y para poder des estresaros, hará que que cuando estéis  conmigo lo disfrutéis aún más, si cabe.

Cómo os quiero tanto y quiero que nunca perdáis vuestro amor, os pido de todo corazón que no dejéis de tener lo que yo, como niño, he denominado “citas de novios”

Opt In Image
¡SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER!
Para estar al tanto de mis últimos contenidos

Podrás darte de baja cuando quieras. 100% libre de spam.
Dudas en: info@elniñosabio.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: