La importancia de una buena rutina para hacer los deberes

Queridos mamá y papá, hoy quiero hablaros de la importancia que tiene para mi futuro, tanto personal como profesional, las pequeñas rutinas que instauráis cuando tengo que hacer los deberes, tanto entre semana como los fines de semana.

Es muy importante que cuando salgo del cole, haya un periodo de juego, disfrute y desconexión, porque aunque aprenda jugando, me he pasado una jornada completa dentro del mismo, por lo que necesito cambiar de ambiente y de espacio. Bien es cierto que cuando hace buen tiempo, siempre disfrutamos en el parque y cuando hace más frío o llueve, juego en casa.

Lo que os quiero plantear hoy es la necesidad de crear una rutina positiva a la hora de hacer los deberes, ya sean menos o más en función de mi edad y de la etapa escolar en la que me encuentre.

Aunque sólo sea leer una página o hacer dos sumas, es imprescindible que me ayudéis a darle importancia al hecho de hacer los deberes. ¿Qué es lo que quiero decir con esto? Pues muy sencillo, es imprescindible que me creéis una rutina a la hora de gestionar mis obligaciones, y en este momento mis pequeñas obligaciones son hacer los deberes que me mandan en el cole y alguna tarea que me propongáis para realizar en casa, como puede ser poner y recoger la mesa, hacer la cama, recoger mi habitación o tirar la basura.

Todas estas tareas y responsabilidades, por pequeñas que sean, me ayudan a sentirme útil y a generar en mí, el concepto de obligación, teniendo la necesidad de aprender a gestionar mis tiempos en las rutinas diarias.

Por todo ello, lo que os propongo es que me enseñéis a realizar primero siempre mis obligaciones y no dejarlas para el último momento, ya que podrán pasar varias cosas: podré frustrarme por el hecho de no llegar a tiempo a cumplir mi obligación, pero si esta dinámica es una constante dejaré de darle la importancia que me inculcan desde el colegio, ya que mis figuras de referencia, o sea vosotros, no le estáis dando esa prioridad.

Ahora soy pequeño y los deberes, ni tienen mucha complejidad, para vosotros, ya que para mí tienen la justa y necesaria para desarrollar mis capacidades y seguir aprendiendo, ni su realización me va a llevar muchísimo tiempo. Sin embargo, en esta tarea tan sencilla y divertida, al principio de mi etapa escolar, se esconde el valor de la responsabilidad hacia objetivos concretos y el valor hacia la educación formal, así como la necesidad de cumplir con mis obligaciones.

Cuando llega el fin de semana, tenéis que enseñarme a disfrutar, eso siempre, pero inculcándome que después de desayunar y recoger la mesa, tengo que hacer mis tareas y una vez finalizadas, podré disfrutar todo el fin de semana, de jugar con mis coches, ver una película de dibujos con vosotros, bajar al parque a jugar con mis amigos, etc.

Gracias a este patrón de actuación, estaréis haciéndome un gran favor, enseñándome que no se puede hacer lo que uno quiere siempre y que todos, independientemente de nuestra edad, tenemos unas obligaciones a las cuales tenemos que responder.

Opt In Image
¡SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER!
Para estar al tanto de mis últimos contenidos

Podrás darte de baja cuando quieras. 100% libre de spam.
Dudas en: info@elniñosabio.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: